Inicio Vivienda 5 errores que puedes evitar si estás pensando en comprar tu primer...

5 errores que puedes evitar si estás pensando en comprar tu primer hogar

Compartir
Primer Hogar

¿Estás pensando en comprar tu primera casa? Antes que te den la llave de tu primera vivienda, vas a tener que tomar algunos primeros pasos importantes. Desde encontrar al prestamista perfecto para financiar tu compra, hasta ir físicamente a distintos vecindarios para escoger tu casa, todo el proceso tiene retos que van más allá de la edad de la cocina y el diseño de los interiores.

Los pasos principales para lograr comprar una propiedad son:

  • Obtener aprobación para una hipoteca.
  • Elegir el agente de bienes raíces apropiado.
  • Encontrar el hogar adecuado que se ajuste a tu presupuesto.

Si crees estar listo para buscar una hipoteca, revisa nuestra guía sobre este tema y po

  1. No es sólo un préstamo hipotecario

La mayoría de las personas que van a comprar una propiedad por primera vez deciden comprar cuando se sienten listos para obtener un préstamo hipotecario. No obstante, sólo porque puedes pagar la mensualidad de una hipoteca no significa que puedas permitirte el lujo de tener y mantener un hogar.

Lamentablemente, tener un hogar incluye otros gastos como mantenimiento, cobros de HOA (Home Owners Association), impuestos, entre otros. Así que ten en cuenta este hecho al momento de comprometerte con alguna hipoteca.

  1. Viendo casas primero y un préstamo después

Contrario a lo que se imagina, comprar un hogar no comienza con la búsqueda de la propiedad. A menos que tengas la suerte de tener suficiente dinero para pagar tu primer hogar en efectivo (y aún siendo el caso, quizá sea buena idea no hacerlo), en realidad el proceso comienza con una pre-calificación de un préstamo hipotecario.

De acuerdo a expertos en la materia, a los compradores de vivienda por primera vez les da miedo ser pre-calificados ya que temen no calificar o calificar para un préstamo más pequeño de lo esperado. De esa manera, terminan buscando una propiedad a precios inasequibles, puesto que no están al tanto de cuánto dinero están dispuestas a prestarles las entidades financieras.

Sin duda es más divertido salir a buscar casas que sentarse en la oficina de un prestamista explicándole por qué no has ahorrado la cantidad necesaria para el hogar de tus sueños. Lamentablemente, tienes que estar aprobado para saber qué posibilidades tienes. De nada sirve enamorarse de un hogar que no puedes costear. Nuestro consejo en este punto es que primero debes tomar una decisión financiera, para luego poder tomar una decisión emocional.

  1. No obtener ayuda profesional

¿Estas comprando hogar por primera vez? Probablemente vas a necesitar un agente de bienes raíces de buena reputación, un buen oficial de préstamos o un corredor hipotecario, y tal vez un abogado.

Aventurarse en este proceso solo al estilo Rambo, sin ayuda profesional, no es una buena idea. Aunque cada regla tiene su excepción, generalmente, los compradores de vivienda por primera vez no deben tratar de tratar directamente con el agente inmobiliario.

Pide referencias (a tus amigos, a tus familiares, a tus tíos, a los tíos de tus amigos). Si contratas a un agente sin una referencia de amigos o familiares, pídele al agente que te proporcione referencias de compradores anteriores. Lo mismo ocurre con los oficiales de préstamos o los corredores hipotecarios. Es importantísimo encontrar una ayuda profesional que te de un consejo verdaderamente independiente.

  1. Usar TODOS tus ahorros para pagar la inicial

Gastar la totalidad o la mayor parte de sus ahorros en el pago inicial y los costos de cierre es uno de los mayores errores que cometen las personas que están comprando un hogar por primera vez.

Algunas personas usan todo su dinero ahorrado para poder pagar al menos el 20 por ciento del valor de la propiedad, ´para así evitar pagar el seguro hipotecario al obtener una hipoteca convencional. Eso se traduce generalmente en ahorros sustanciales en el pago mensual de la hipoteca, pero a la misma vez se arriesgan a vivir al límite.

Entendemos por qué las personas toman esta decisión, pero no lo recomendamos. Más vale pájaro en mano que cien volando, y tener ahorros es esencialmente tener el pájaro en mano. Todos necesitamos un fondo en caso de días lluviosos.

  1. “Ya pre califiqué, ¡celebremos pidiéndole al banco otro préstamo!”

Ya te han pre-calificado para un préstamo, encontraste la casa que querías, el contrato está firmado y el cierre es en 30 días. Justamente, NO es el momento para salir a buscar otro préstamo.

¿Por qué debes mantener la billetera cerrada?

Los prestamistas revisan los informes de crédito antes del cierre para asegurarse que la situación financiera del prestatario no ha cambiado desde que el préstamo fue aprobado. Cualquier nuevo préstamo en tu historial de crédito puede poner en peligro el cierre.

Los compradores, especialmente los principiantes, a menudo aprenden esta lección de la manera más difícil. Te recomendamos esperar para comprarte un carro nuevo que vaya con tu casa y también te recomendamos amoblar tu casa poco a poco. Si necesitas otro préstamo (que puedas manejar), te recomendamos hacerlo después del cierre de tu hogar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here