Inicio Vivienda 11 cosas que debes hacer como comprador primerizo

11 cosas que debes hacer como comprador primerizo

Compartir

¿Estás cansado de los alquileres y de tener roommates fastidiosos? ¿Crees que es hora de aprovechar los bajos costos de las hipotecas y comprar una vivienda por primera vez? Para hacer esto una realidad, sólo sigue este sencillo plan paso a paso.

1. Revisa los precios de venta de viviendas similares en tu zona

Haz una búsqueda rápida en los servicios de listados múltiples, conocidos como MLS, listados de un número de sitios web de tu zona, incluyendo la National Association of Realtors.

2. Determina cuánto sería tu gasto total mensual por concepto de vivienda

Incluye los impuestos y los gastos de seguro en tu costo. En algunas zonas, lo que pagarás por los impuestos y el depósito en garantía del seguro puede casi duplicar el pago de la hipoteca.

Para que tengas una idea de lo que te costará el seguro, escoge una propiedad en la zona donde quieres vivir y llama a un agente asegurador para que te de un estimado. No estarás obligado a comprar la póliza, y tendrás una buena idea de lo que necesitarás pagar si decides comprar. Para estimar lo que pagarías en impuestos, consulta el sitio web de tu tasador de propiedades. Sólo recuerda que las exenciones y las complejidades de la ley de impuestos locales pueden crear diferencias entre lo que un propietario está pagando actualmente y lo que puedes esperar pagar como nuevo propietario.

3. Averigua cuánto es probable que pagues en costos de cierre

No debes pasar por alto los costos iniciales de establecerte en tu casa. Los costos de cierre incluyen las tarifas de apertura que cobra el prestamista, las tarifas de título y liquidación, los impuestos y los servicios prepagados como el seguro de propietario o las tarifas de la asociación de propietarios.

4. Revisa tu presupuesto y determina cómo se integra una casa a él

Es recomendable que los compradores no gasten más del 28 por ciento de sus ingresos en vivienda. Si pasas del 30 por ciento te arriesgas a ser un propietario pobre.

5. Habla sobre el entorno inmobiliario con agentes de bienes raíces reconocidos en la zona

¿Creen que los precios continuarán bajando o creen que la zona ha llegado a su nivel más bajo o que subirán pronto?

6. Observa el panorama general

Aunque comprar una casa es una buena manera de construir prosperidad, mantener tu inversión puede ser una labor complicada y costosa. Cuando aparecen problemas inesperados como la adquisición de nuevos electrodomésticos, reparaciones de techos y problemas de plomería, no hay un encargado a quien llamar, y estos costos pueden fácilmente vaciar tu cuenta bancaria.

7. Prepárate para la cacería

Si los números te parecen adecuados, hacer estos pasos adicionales al principio del proceso puede ahorrarte tiempo, dinero y molestias.

8. Échale un ojo a tu crédito

La falta de crédito o la imposibilidad de hacer un pago inicial sustancial puede poner el freno a tus planes de compra. Es por eso que vale la pena considerar tu solvencia al principio del proceso. Solicita tu informe de crédito anual gratuito y examínalo para detectar errores y problemas no resueltos. Si encuentras alguno, comunícate con la agencia de informes para asegurarse de que sean corregidos. También es una buena idea obtener tu puntaje de crédito FICO, que te costará un pequeño arancel.

9. Acomoda tus papeles

Reúne los recibos de pago, estados de cuenta bancaria, W-2s, declaraciones de impuestos de los últimos dos años, estados de cuenta de préstamos actuales y líneas de crédito, y los nombres y direcciones de los propietarios de los últimos dos años. Ten todo ese papeleo listo para el prestamista. Puede parecer mucho, pero no te sorprendas si tu prestamista requiere mucha documentación.

10. Encuentra prestamistas y obtén aprobación previa

Estar preaprobado para una hipoteca te ayuda a negociar desde una posición de fuerza cuando estás buscando casa. La institución donde realizas operaciones bancarias y las uniones de crédito locales son buenos lugares para comenzar la búsqueda. Aplicar a múltiples prestamistas en el mismo mes ayuda a aumentar tus posibilidades de obtener un préstamo aprobado a la mejor tasa de interés posible, sin afectar demasiado tu puntaje de crédito.

11. Si al principio no tienes éxito, inténtalo, inténtalo… ¿el gobierno?

Si no puedes encontrar un banco dispuesto a prestarte, considera la posibilidad de obtener un préstamo de la FHA. La Federal Housing Administration tiene un programa que garantiza las hipotecas de muchos compradores primerizos. Como resultado de esta garantía, los prestamistas que pudiesen sentirse incómodos con tu calificación estarán más dispuestos a prestarte. Como bono, la FHA requiere un pago inicial de sólo el 3,5 por ciento por parte del comprador novato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here