Inicio Seguridad 7 señales para reconocer una estafa en un préstamo personal

7 señales para reconocer una estafa en un préstamo personal

Compartir

Un préstamo personal puede ser la respuesta a tus problemas financieros. Si te aprueban, recibirás el dinero en cuestión de días para lo que necesites: cuentas médicas, reparaciones de auto o cualquier otra cosa.

Sin embargo, los estafadores se dirigen a personas que buscan dinero rápido y que no siempre consideran las repercusiones del futuro. Estos estafadores tienen la intención de tomar lo que puedan o vender su información personal bajo el pretexto de darle un préstamo personal.

Fíjate en estas señales.

Señal de estafa 1: tu historial de pagos es ignorado

Cualquier compañía que diga que no le importa tu historial de crédito no tiene la intención de prestarte dinero.

Todos los prestamistas creíbles revelan, en su sitio o por teléfono, que ellos van a sacar tu informe de crédito.

Una institución de préstamo quiere saber si pagas tus cuentas a tiempo y en su totalidad. Necesita cierta seguridad de que pagará lo que pide prestado.

Los datos de una sola agencia de crédito pueden no ser suficientes. El prestamista podría consultar a las tres oficinas: Equifax, TransUnion y Experian. Seidman dice que el sitio de préstamos debería revelar todo esto por adelantado.

Señal de estafa 2: el prestamista no está registrado en tu estado

Busca en el sitio web de la empresa una lista de los estados donde opera legalmente. Según la Comisión Federal de Comercio, los prestamistas y corredores de préstamos deben registrarse en los estados donde llevan a cabo sus negocios.

Si no logras encontrar su ubicación en el sitio del prestamista, visita la oficina del fiscal general de su estado o el sitio web del departamento de regulación bancaria o financiera. Hacer esto te ayuda a deshacerte de algunos de los delincuentes.

Los prestamistas auténticos también deben operar bajo un estatuto bancario y aconseja a los posibles prestatarios que busquen esa información en los sitios de los prestamistas. Por ejemplo, BorrowersFirst trabaja con Cross River Bank, un banco asegurado por la Federal Deposit Insurance Corp.

Señal de estafa 3: se requiere una tarjeta de débito prepagada

No debes pagar para obtener un préstamo personal. Sin embargo, los estafadores piden a los prestatarios que proporcionen una tarjeta de débito prepagada para el seguro, la garantía o los cargos.

Una vez que la tarjeta está en sus manos, no puede ser rastreada. Por lo tanto, si alguien en el otro extremo pide una tarjeta prepagada, corre hacia el otro lado.

Las instituciones financieras legítimas pueden cobrar una cuota por su solicitud, evaluación o informe de crédito, pero esos cargos se deducen del préstamo.

Señal de estafa 4: el sitio web del prestamista no es seguro

Asegúrate de que el icono de un candado aparezca en alguna parte de las páginas donde se te pide que escribas la información personal. No ignores ninguna advertencia que indique que el certificado de seguridad de un sitio ha caducado y presta atención a las URLs en las que hagas clic.

Si la dirección del sitio no muestra “https” al principio, salte del sitio. Esa “s” significa “seguro”. No tener esa “s” es un posible signo de una estafa o al menos un sitio web inseguro. Los estafadores se niegan a pagar para mantener sus sitios seguros.

Un sitio que no es seguro generalmente significa que el dueño no es bueno.

Señal de estafa 5: el prestamista no tiene dirección física

Cuando encuentres un prestamista en línea, navega por el sitio para determinar su ubicación física. ¿Proporcionan una dirección postal?

Aunque lo hagan, puede ser falsa. Por ejemplo, el Better Business Bureau tuvo un defraudador que dió una dirección de Charlotte, Carolina del Norte, que resultó ser un terreno baldío. Introduce la dirección que encuentres en Google Maps para ver si hay algún negocio allí. Si no encuentras ninguna indicación de su ubicación, evita al prestamista.

Para una comprobación adicional de la autenticidad del negocio, llama al directorio telefónico y pide el número de teléfono del prestamista.

Señal de estafa 6: el prestamista no es realmente un prestamista

Algunos sitios web parecen ofrecer diferentes tipos de préstamos personales, pero en realidad no son prestamistas, dice Lauren Saunders, directora asociada del Centro Nacional de Leyes del Consumidor en Washington, D. C. Su verdadero objetivo es vender tu información personal al mejor postor.

Los compradores podrían ser las compañías de préstamo, pero también podrían ser estafadores que irán detrás de ti por deudas que no debes. Procura ser muy cauteloso al ingresar tu información financiera en cualquier sitio web.

Según la Federal Trade Commission (FTC), un prestamista directo le presta el dinero; un agente de préstamos es un intermediario, una empresa que recopila su información personal y financiera en una solicitud de préstamo y la negocia entre los prestamistas que podrían ofrecerte un préstamo.

Los agentes de préstamos venden información del prestatario potencial como su nombre, dirección, número de teléfono, fecha de nacimiento, número de seguro social, cuentas bancarias y más.

Algunos agentes de este tipo utilizan un programa que graba lo que escribes. Así que incluso si nunca presionas “enviar”, pero llenas la solicitud y luego cambias de opinión sobre la aplicación del préstamo, tu información puede ser capturada a través del registro de las pulsaciones de las teclas, y posteriormente vendida o utilizada para propósitos deshonestos, dice la FTC.

Señal de estafa 7: te solicita que actúes inmediatamente

No caigas en la súplica de urgencia. Los criminales a menudo te dan una fecha límite y dicen que su oferta no existirá mañana y que por eso necesitan hoy tu tarjeta de débito prepagada.

Mantente alejado de cualquiera que te presione para actuar ahora.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here