Inicio Préstamos Préstamos salariales “buenos”, siguen siendo muy, muy costosos

Préstamos salariales “buenos”, siguen siendo muy, muy costosos

Compartir
Préstamos salariales

¿Existe una nueva versión de préstamos salariales. más amables y condescendientes?

Tradicionalmente, los prestamistas salariales compensan el alto costo de hacer préstamos a corto plazo con unas tasas de interés anual de 400% o más. Si cabe la comparación, cuando un un prestatario o solicitante se retrasa, es como si se montara en una caminadora, donde se puede estar moviendo, pero no va a ningún lado, pagando sólo los intereses y renovando el préstamo una y otra vez. Sin embargo, un nuevo grupo de prestamistas alternativos dicen que quieren ayudar a sus clientes a pagar puntualmente y también ayudarlos a construir un buen historial de crédito, para que en un futuro puedan tener acceso a préstamos más baratos. Algunos suelen llamarse prestamistas “socialmente responsables”, diciendo incluso que no tienen planes de ganar dinero con los préstamos.

Jeff Zhou, cofundador de Fig Loans, una empresa de Houston que se está expandiendo más allá de Texas, dice: “Podemos obtener ganancias de los préstamos, pero es muy poca”. “Cada dólar que hacemos es un dólar extra que debemos quitarle al cliente, y eso es rudo para las personas que no están ganando mucho dinero”, agrega Zhou. En vez de esto, Fig Loans y otros prestamistas alternativos quieren migrar a los clientes hacia otros productos financieros, como los préstamos a largo plazo y las tarjetas de crédito.

“Creemos que la solución es atraer a la gente a los servicios financieros principales”, dice Leslie Payne, responsable de impacto social y asuntos corporativos de LendUp, un prestamista online de California, que ofrece préstamos en 24 estados. “Hacer el cambio es lo más difícil. Debes atraerlos y luego apoyarlos”, añade.

Esencialmente, estos productos financieros comparten características similares con los préstamos salariales: están disponibles para personas sin crédito o con mala puntuación; son rápidos, los fondos son transferidos en 15 minutos o a la mañana siguiente; los préstamos son de montos pequeños, usualmente menos de $500; y los préstamos vencen relativamente rápido, entre dos semanas a cuatro meses.

A pesar de la intención de los nuevos prestamistas de bajar los costos, otra semejanza importante es que estos préstamos de montos pequeños aún vienen acompañados con altas tasas de interés, casi siempre comenzando en más del 120% APR.

Los préstamos siguen siendo una alternativa muy costosa

Los críticos de la industria de los préstamos salariales no están totalmente convencidos que los prestamistas alternativos sean mejores para los consumidores. “Cualquiera que haga préstamos por encima de 36% APR, debería tener una enorme bandera roja de peligro que te haga ir hacia otro lado”, dice Lauren Saunders, directora asociada del National Consumer Law Center.

Estos son los costos de un préstamo de $500 por 4 meses*

 

APRPago MensualInterés Total
36%$134.51$38.05
140%$163.46$153.85
240%$193.14$272.58
400%$243.81$475.24
*Con una tasa de porcentaje anual (APR en inglés), calculada mensualmente

 

Los prestamistas dicen que el hecho de proveer dinero rápido a personas sin buena reputación de crédito es inevitablemente costoso. Y que a pesar de eso, el hecho de excluir los préstamos de alto costo significa negarle el acceso a millones de personas a líneas formales de crédito, lo cual “empuja a las personas hacia productos más peligrosos, como los prestamistas usureros”, añade Payne.

Nick Bourke, director del proyecto de préstamos pequeños en The Pew Charitable Trusts, admite que los préstamos pueden ser costosos de procesar, pero que aún así deberían ser manejables y amigables con el consumidor, algo que no está seguro de haber visto en el ámbito de los préstamos en línea, repleto de “fraude y abuso generalizado”, según comenta.

“Existen sólo unos pocos desafíos fundamentales que hacen que otorgar préstamos salariales, o préstamos a plazo de alto costo, sea una práctica realmente costosa como para hacerla de una forma amistosa”, dice Bourke.

Una encuesta realizada por Pew en el 2014 encontró que 1/3 de los solicitantes había sido víctima de un retiro de dinero no autorizado y uno de cada cinco perdió su cuenta bancaria como resultado de pedir este tipo de préstamos. “Los solicitantes son muy claros”, dice Burke, “ellos quieren más regulaciones, quieren pagos más asequibles y quieren tiempo razonable para pagar”.

¿Qué dicen los nuevos prestamistas ante tales críticas? Ellos están de acuerdo

“Creemos que la asequibilidad o capacidad de pago es la clave”, dice Ken Rees, CEO de Elevate, cuyos préstamos Rise permiten a los solicitantes volver a financiarse a tasas más bajas. “Todos nuestros productos son pagados a lo largo del tiempo, con un cronograma que les funciona”.

Entonces, ¿cómo estos prestamistas dicen poner a los clientes primero? Aquí en Dinerista les colocamos algunas características que los prestamistas tradicionales suelen no tener:

Pruebas de capacidad de pago para los préstamos

Los prestamistas tradicionales hacen que sea fácil pagar sólo el monto de intereses, convirtiendo el monto principal en un nuevo préstamo para el próximo día de pago. En cambio, los prestamistas alternativos diseñan sus productos de tal manera que puedan ser pagados, con el monto principal reduciéndose después de cada pago.

Esto significa que los prestamistas responsables deben considerar cuidadosamente la capacidad de pago del cliente. Rees, de Elevate, dice al respecto que “nosotros debemos tener cálculos de capacidad de pago, porque si un cliente no puede pagar un préstamo, estamos obligados a decirlo”.

En caso de implementarse, la nueva normativa del Consumer Financial Protection Bureau (CFPB) le exigirá a los prestamistas salariales tradicionales a restringir a los solicitantes usando pruebas de capacidad de pago.

Préstamos con planes flexibles o plazos de pago más largos

Muchos préstamos alternativos comienzan con un periodo de pago de cuatro meses, en vez de dos semanas o un mes. “La idea es que la persona tenga tres, cuatro o cinco oportunidades de cobrar su salario antes de pagar, y eso es lo que le permite reestructurar sus finanzas para salir adelante”, dice Payne de LendUp.

La encuesta de Pew en el 2014 encontró que cerca de 1/3 de las personas quienes pidieron prestado a los prestamistas tradicionales en línea dijeron haber sido víctimas de amenazas, incluyendo amenazas de arresto con la policía, las cuales son totalmente ilegales.

Contrario a eso, si los clientes no logran pagar, algunos prestamistas como Rise dicen que prefieren reagendar la fecha. Si no pagan luego de 60 días, “simplemente desistimos”, dice Rees. Sin embargo, la falta de pago es reportada a los burós de crédito.

“Nosotros, como compañía, estamos otorgando una buena cantidad de dinero sin imponer costos adicionales y sin tener métodos agresivos de cobranza”, dice Rees. “Así es como lo hemos hecho. Creemos que esto se amolda muy bien a lo que las autoridades están tratando de regular”.

Préstamos con la promesa de tasas de interés más bajas

La CFPB no regula las tasas de interés, pero los estados sí lo hacen. Esto significa que las tasas pueden variar ampliamente por prestamista y, además, por estado.

En Texas, Fig Loans ofrece préstamos a una tasa de 140% APR. Rise and Oportun, un establecimiento de préstamos que funciona en seis estados, dice que su tasa promedio es casi la mitad o menos del costo de  un prestamista tradicional, la cual suele estar alrededor de los 400% APR, según referencia del CFPB.

Sin embargo, en algunos estados las tasas de los prestamistas alternativos pueden parecer igual de intimidantes como las tradicionales. Aún así, los prestatarios pueden coincidir que si hacen los pagos puntuales, tendrán opción a bajar esas tasas.

Rise asegura que refinanciará los préstamos de sus clientes y los llevará a una tasa de 36% APR en tres años o menos, según menciona Rees, “lo cual sigue siendo costoso para el cliente regular, pero para los de alto riesgo es transformador”.

LendUp señala que aquellos clientes que ganen puntos y suban peldaños en su “escalera de préstamos” pueden eventualmente calificar para créditos de menos de 36% APR, “y eso es algo que no está disponible en ningún lugar para la gran mayoría de nuestros clientes”, dice Payne.

Préstamos según tus reportes de crédito

El historial de crédito y su posterior puntaje, son indispensables para calcular la capacidad de pago. Los prestamistas más importantes que otorgan dinero a tasas de 36% APR o menos, usualmente requieren una puntuación de 600 o más.

La mayoría de los prestatarios que recurren a los préstamos salariales no tienen buen historial de crédito o tienen uno tan manchado que no califican de igual manera.

Los prestamistas tradicionales no reportan los pagos puntuales a TransUnion, Experian o Equifax, los tres grandes burós de crédito. Un punto a favor de los prestamistas alternativos es que ellos sí le reportan a los burós, algunas veces automáticamente, otras opcionalmente.

Oportun, empresa que ha estado operando con este modelo desde el 2005, ha reportado que después de tres solicitudes de préstamo, el prestatario más común alcanza un puntaje de 672, lo cual es cercano al puntaje promedio.

Préstamos con educación financiera gratuita

A diferencia de la mayoría de los establecimientos de dinero rápido, los prestamistas alternativos ofrecen a sus clientes lecciones gratuitas de cómo hacer un presupuesto, cómo ahorrar y en general sobre conocimiento práctico de finanzas. LendUp incluso recompensa con puntos a aquellos que toman los cursos, para ayudarlos a obtener mejores condiciones de préstamos. “Es otra señal de que estos clientes son de menor riesgo”, dice Payne de LendUp.

Un APR de tres dígitos, sigue siendo un APR de tres dígitos

A pesar de que las políticas de pago amigables y la buena intención de los reportes de crédito, los expertos dicen que estos préstamos siguen sin ser un buen negocio.

“Los préstamos de alto costo siguen siendo peligrosos”, dice Liz Weston, escritora de NerdWallet y autora del libro Your Credit Score. “Existen mejores maneras de lidiar con una crisis de liquidez y de construir una buena reputación de crédito, en vez de recurrir a un préstamo con una tasa de interés de tres dígitos”, comenta Weston.

Los asesores financieros indican que hay varias alternativas no tradicionales para obtener dinero rápido que no están relacionadas a los puntajes de crédito, tales como los programas de asistencia comunitaria, prestamos de casa de empeño, programas de aplazamiento de facturas, anticipos de nómina y préstamos contra los fondos de jubilación o los seguros de vida.

Cualquier alternativa que permita al prestatario construir una buena reputación a través de los medios tradicionales, como los préstamos diseñados exclusivamente para eso, las tarjetas aseguradas, o un año de pagos puntuales en cualquier deuda existente, puede poner al alcance los préstamos más asequibles, por debajo de los 36% APR.

“Si necesitas efectivo inmediatamente, un prestamista que reporte los pagos puntuales a los burós de crédito es una mejor opción que aquel que no lo hace”, dice Weston. Pero si necesitas otro préstamo justo después que pagaste el primero, revisa con un prestamista tradicional si tu puntuación mejoró lo suficiente como para calificar para un préstamo de menos de 36% APR, recomienda ella.

Los prestamistas alternativos saben que los préstamos de muy altos intereses no son la mejor manera de construir buen crédito.

“Queremos que la gente saque esos préstamos tradicionales”, dice Zhou, quien modeló Fig Loans en torno al asesoramiento de empresas sin fines de lucro y los consejeros financieros. “Pero hay situaciones donde un asesor debe recomendarle a la gente que use los préstamos salariales, y como último recurso les decimos que vengan a Fig en vez de uno de estos prestamistas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here