Inicio Inversiones Cómo empezar una empresa Estados Unidos en 10 pasos

Cómo empezar una empresa Estados Unidos en 10 pasos

Compartir
crear empresa en estados unidos

Hay más de 28 millones de pequeñas empresas en Estados Unidos, lo que representa la sorprendente cantidad del 99.7 por ciento de todas las empresas de Estados Unidos, según la Small Business Administration. Cuando se toman en cuenta las razones más populares para comenzar una empresa, incluyendo tener una idea de negocio única, diseñar una carrera que pueda crecer contigo, trabajar por la independencia financiera, e invertir en ti mismo – no es de extrañar que las pequeñas empresas estén en todas partes.

Sin embargo, no todas están preparadas para el éxito. De hecho, sólo alrededor de dos tercios de las empresas con empleados sobreviven al menos dos años, y cerca de la mitad sobrevive cinco años. Por lo tanto, es posible que te enfrentes a un verdadero desafío cuando decidas dar el salto, abandonar tu trabajo diario y convertirte en dueño de un negocio.

El panorama completo a menudo se establece desde principio, de manera que seguir todos los pasos necesarios al iniciar tu negocio puede sentar las bases para el éxito. En este artículo desarrollamos 10 etapas necesarias para comenzar un negocio con buen pie. Da un paso a la vez, y estarás en el camino hacia el éxito como propietario de una pequeña empresa.

Paso 1: Investiga

Lo más probable es que ya hayas encontrado una idea de negocio, así que ahora es el momento de equilibrarla con un poco de realidad. ¿Tiene tu idea el potencial para tener éxito? Necesitarás pasarla a través de un proceso de validación antes de seguir adelante.

Para que una pequeña empresa tenga éxito, debe resolver un problema, satisfacer una necesidad u ofrecer algo que el mercado quiere.

Hay varias maneras de identificar esta necesidad, entre ellas se incluyen: la investigación, los grupos focales e incluso, el ensayo y error. A medida que exploras el mercado, algunas de las preguntas que debes responder incluyen:

  • ¿Hay una necesidad existente de tus productos/servicios?
  • ¿Quién lo necesita?
  • ¿Existen otras compañías que ofrezcan productos/servicios similares ahora?
  • ¿Cómo es la competencia?
  • ¿Cómo encajará tu negocio en el mercado?

Paso 2: Haz un plan

Necesitas un plan para hacer realidad tu idea. Un plan de negocios es un esquema imprescindible para todos los negocios nuevos, pues guiará a tu empresa desde la fase inicial hasta el establecimiento y, eventualmente, su crecimiento.

La buena noticia es que hay diferentes tipos de planes de negocios para diferentes tipos de negocios.

Si tienes la intención de buscar apoyo financiero de un inversionista o institución financiera, un plan de negocios tradicional es una necesidad. Este tipo de plan de negocios es generalmente largo, minucioso y tiene un conjunto  de secciones comunes que los inversionistas y los bancos buscan cuando validan la idea.

Si no tienes previsto buscar apoyo financiero, un plan de negocios sencillo de una sola página puede darte claridad sobre lo que esperas lograr y cómo planeas hacerlo. De hecho, puedes incluso crear un plan de negocios funcional en una servilleta, e irlo mejorando con el tiempo. Algún plan escrito es siempre mejor que no tener nada.

Paso 3: Planifica tus finanzas

Arrancar con una pequeña empresa no tiene por qué requerir demasiado dinero, pero involucra una inversión inicial, así como también la capacidad de cubrir gastos sobre la marcha antes de percibir alguna ganancia. Prepara una hoja de cálculo que te permita estimar los costos iniciales del negocio (licencias y permisos, equipos, comisiones legales, seguros, creación de marcas, investigación de mercado, inventario, registro de marcas, eventos de inauguración, alquiler de propiedades, etc.), así como todo lo que asumas que necesitarás para mantener el negocio andando por al menos 12 meses (alquiler, herramientas, mercadeo y publicidad, producción, suministros, gastos de viajes, salario de los empleados, tu propio salario, etc.).

La suma de esos números es la inversión inicial que necesitarás.

Ahora que tienes un número en mente, hay varias vías para financiar tu pequeña empresa, entre ellas:

  • Préstamos para pequeñas empresas
  • Subvenciones para pequeñas empresas
  • Inversionistas ángeles
  • Crowdfunding

También puedes intentar poner en marcha tu negocio con un sistema de bootstrap, usando tan poco capital como sea necesario para arrancar. Puedes descubrir que una combinación de las opciones listadas anteriormente funciona mejor. El objetivo aquí, sin embargo, es trabajar a través de las alternativas y crear un plan para establecer el capital que necesitas para poner en marcha tu empresa.

Paso 4: Elige una estructura de negocio

Tu pequeño negocio puede ser de un solo propietario, una sociedad, una compañía de responsabilidad limitada (LLC) o una corporación. La figura empresarial que elijas va a impactar en muchos factores, desde el nombre del negocio, tu responsabilidad, hasta cómo se declaran los impuestos.

Puedes elegir una estructura de negocio inicial, y luego reevaluar y cambiar la estructura a medida que tu negocio crezca y necesite cambios.

Dependiendo de la complejidad, puede valer la pena invertir en una consulta con un abogado o contador público certificado para asegurarse de que estás tomando la decisión correcta sobre la estructura.

Paso 5: Escoge y Registra el Nombre de tu Negocio

El nombre de la empresa juega un papel muy importante en casi todos los aspectos de la compañía, así que es conveniente que sea bueno. A medida que exploras tus opciones y eliges el nombre, asegúrate de pensar en todas las posibles implicaciones que tendrá.

Una vez que hayas elegido un nombre para tu negocio, necesitarás comprobar si es una marca registrada o si está en uso. Una vez hecho esto, tendrás que registrarlo. Un propietario único debe registrar el nombre de su negocio con el secretario de su estado o condado. Las corporaciones, LLCs, o sociedades limitadas típicamente registran su nombre comercial al momento de presentar los papeles para su constitución.

No olvides registrar dominio web una vez que hayas seleccionado el nombre de tu empresa.

Paso 6: Obtener licencias y permisos

El papeleo es parte del proceso cuando inicias tu propio negocio.

Hay una variedad de licencias y permisos para pequeñas empresas que podrían aplicar a tu situación, dependiendo del tipo de empresa que estás comenzando y dónde está ubicado. Necesitarás investigar qué licencias y permisos se aplican a tu negocio durante el proceso de inicio.

Paso 7: Elige tu sistema de contabilidad

Las pequeñas empresas funcionan de manera más eficaz cuando existen sistemas que soporten la operación. Uno de los más importantes para una pequeña empresa es un sistema de contabilidad.

Dicho sistema es necesario para crear y administrar tu presupuesto, fijar tus tarifas y precios, hacer negocios con otros y declarar tus impuestos. Puedes configurar el sistema de contabilidad tú mismo, o contratar a un contador para disminuir la improvisación.

En Dinerista recomendamos probar con Wave, es gratuito y muy fácil de usar.

Paso 8: Establece la ubicación

Establecer el lugar de tu negocio es importante para su operación, ya sea que tengas una oficina en casa, un espacio de oficina compartido o privado, o un local comercial.

Tendrás que pensar en la infraestructura, el equipamiento y su configuración general, y asegurarte de que la ubicación de tu negocio funcione para el tipo de operaciones que vas a hacer. También necesitarás considerar si tiene más sentido comprar o arrendar el espacio comercial.

Paso 9: Prepara a tu equipo

Si vas a contratar empleados, este es el momento de comenzar el proceso. Asegúrate de tomarte el tiempo para delinear los puestos que necesitas cubrir, y las responsabilidades de cada uno. La Small Business Administration tiene una excelente guía para contratar a tu primer empleado, muy útil para los nuevos dueños de pequeñas empresas.

Si no vas a emplear a nadie, pero piensas usar a contratistas independientes, es un buen momento para elaborar con tu abogado un documento o contrato para firmarlo con ellos.

Por último, si eres un emprendedor solitario llevando tú solo/a las riendas de un pequeño negocio, puede que no necesites empleados o contratistas, pero aún así necesitarás un equipo de soporte. Este equipo puede estar compuesto por un mentor, un coach especialista en pequeñas empresas o incluso tu familia, y sirve como un recurso para obtener asesoramiento, motivación y tranquilidad cuando el camino se torna difícil.

Paso 10: Hazle promoción a tu empresa

Una vez que tu negocio está en marcha, necesitas empezar a atraer clientes y consumidores. Es conveniente comenzar con lo básico: escribiendo una propuesta de venta única (USP) y creando un plan de marketing. Luego, explora tantas ideas de marketing como sea posible, para que puedas decidir cómo promocionar tu pequeño negocio de la manera más efectiva.

Una vez que hayas completado estas actividades, tendrás cubiertas todas las bases más importantes. No olvides que el éxito no ocurre de la noche a la mañana. Pero usa el plan que has creado para trabajar consistentemente en tu negocio, y aumentarás tus posibilidades de éxito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here