Inicio Finanzas ¿Cómo consigo un buen mecánico?

¿Cómo consigo un buen mecánico?

Compartir

Ir al mecánico nunca es divertido. Entre conseguir una cita y no poder usar tu vehículo, es una molestia, y para colmo, si eres como la mayoría de los conductores, no tienes idea si lo que te está cobrando es justo. Aunque puede ser que no tengas el conocimiento y la experiencia de un mecánico entrenado, aún así hay varias cosas que te permiten evaluar el trabajo de un mecánico en tu vehículo.

Busca recomendaciones

Afortunadamente, existen muchísimos sitios para obtener recomendaciones sobre mecánicos. Los sitios de reseñas y los foros son un buen lugar para comenzar, pero no pueden ser totalmente confiables. Charles, mecánico y escritor en The Humble Mechanic, advierte que hay muchas razones para sospechar de las reseñas anónimas: “¿La persona que escribió estaba molesta porque gastó dinero? ¿La crítica pudo haber sido escrita por un empleado? ¿Trata sobre un mecánico específico? Es muy probable que no lo sea”. Añade que, “cada taller tiene algunos mecánicos mejores que otros. Pero incluso los mejores mecánicos tienen días malos”.

Entonces, ¿dónde podrían conseguirse recomendaciones objetivas y confiables? La mayoría de las fuentes sugieren darle más importancia a lo que nos cuentan los amigos y la familia, antes que a la información de los sitios web. Si consigues un mecánico de esta manera, Charles recomienda que siempre menciones quién te lo recomendó.

Investiga los certificados del mecánico

Una vez que has reunido algunos nombres, investiga a cada uno. Primero, asegúrate que el mecánico está certificado por la National Institute of Automotive Service Excellence (ASE). Esto es muy importante para la mayoría de los talleres, y debería ser importante para ti también. “Los talleres con muy buena reputación frecuentemente sólo contratan mecánicos que han sido certificados por la ASE”, dice al respecto Steve Peterson, dueño de Christian Brothers Automotive en Castle Rock, Colorado.

Además de su entrenamiento y experiencia en general, también deberías considerar la experiencia del mecánico específicamente con tu marca y modelo. Charles advierte que “así como no irías a un sitio de hamburguesas a pedir una pizza, lo mismo aplica para tu mecánico”. Esto es especialmente importante si manejas un vehículo de gama alta o importado.

Infórmate, y espera que tu mecánico haga lo mismo

Quizás no seas un experto en reparación de vehículos pero aún así puedes llevar conocimiento al taller cuando dejes tu auto. Busca precios sensatos para varias reparaciones en específico y lleva un historial de las reparaciones y modificaciones que le hayas hecho en el pasado. Rob Infantino, fundador y CEO de Openbay, una aplicación que ayuda a los clientes a conseguir mecánico y recopila sus cotizaciones, advierte que “debes tener cuidado con los mecánicos que te digan que necesitas reparar algo que ya reparaste”.

Tu mecánico también debería recopilar información sobre ti. Joe Torchiana, director de The Torchiana Automotive Training Institute, recomienda que consigas un mecánico que te escuche. “Un buen mecánico o un asesor de servicio te hará muchas preguntas acerca de los síntomas del vehículo, y debe ser capaz de confirmar tus respuestas. Mientras ellos mejor entiendan tu problema, mejor podrán determinar las áreas para revisar, y podrás ahorrar más en cargos por diagnóstico”

Haz las preguntas correctas a tu mecánico

Después que has dejado claro lo que le pasa al vehículo, existen un par de preguntas que aún debes hacer. Siempre deberías revisar los costos estimados con tu mecánico, de acuerdo con Infantino. “Busca algún comportamiento extraño. El mecánico que sea especialmente bueno se tomará unos minutos en explicarte porqué el costo del trabajo es particularmente alto, o te mostrará el desgaste de la pieza que debes reemplazar”, dice él. De la misma manera, si no te responde, ve a otro sitio.

Infantino también recomienda que preguntes si hay algún costo no incluido en la estimación, como por ejemplo: un cargo por disposición de neumáticos usados. Y también pide una lista de prioridades. “Si tienes un carro viejo que necesite grandes reparaciones, un buen mecánico te dirá objetivamente cuál de los trabajos son más importantes”, dice al respecto.

Finalmente, asegúrate que tu carro estará protegido luego de terminado el trabajo. “Aclara con el mecánico si la garantía actual de tu vehículo cubrirá la reparación y qué otro tipo de garantía te ofrece por el trabajo”, dice Peterson. Si no te da garantías por su reparación, no le confíes tu vehículo.

Prueba al mecánico primero

Busca un mecánico antes de necesitar una reparación urgente, esto te dará mayor libertad para evaluar al taller honestamente, o de probarlo con un trabajo más pequeño. También tiene sentido a nivel financiero, según dice Torchiana: “hazle su mantenimiento regular. La persona que te está cambiando el aceite puede darte pistas de futuras reparaciones. Si sabes que podrías necesitar nuevos neumáticos el próximo mes, puedes incluirlos con calma en tu presupuesto”.

La línea final

Quizás ir al mecánico no sea divertido, pero no tiene por qué causarte ansiedad, ni tampoco tiene que hacerte sentir un incompetente. “Asegúrate que el taller que elijas te trate con respeto y cortesía”, dice Peterson.

Como propietario del vehículo, el mejor consejo es que sigas tu instinto, aún si te sientes sin experiencia. Torchiana agrega, “si no estás seguro de qué tan necesaria es una reparación, busca una segunda opinión”.

Con un poco de esfuerzo extra de tu parte, puedes conseguir un mecánico que te haga sentir a gusto. Con algo de suerte, esta relación se mantendrá por muchos años con varios vehículos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here